Para mejorar el nivel de atención a nuestros clientes, nos ocupamos de participar en la definición del proyecto de cada instalación de cámaras frigoríficas, en colaboración con los responsables de sus clientes, aportándoles su experiencia en el mundo del aislamiento térmico y de las cámaras frigoríficas para optimizar los resultados finales.

Si el cliente lo desea, se puede realizar la instalación de la cámara frigorífica y entregarla totalmente acabada y lista para su uso, pero también podemos centrarnos en la obra civil y el aislamiento o en este último y los equipos de frío.

Esa política hace que la compañía participe en instalaciones de cámaras frigoríficas dirigidas a la conservación y/o congelación de todo tipo de productos para que mantengan sus propiedades intactas gracias a un control absoluto de la cadena de frío.

De cara al futuro, apostamos seguir ofreciendo día a día el mejor servicio del mercado empleando aquellas tecnologías innovadoras en el campo de las cámaras frigoríficas que permitan al sector del frío alimentario mejorar día a día